jueves, 29 de marzo de 2018

Sobre el orden social


En un comentario a un artículo anterior en este blog, JI Gs escribió esto:
Todas las sociedades tienen un orden social explicito, sean fundamentalmente creyentes o no en lo inmaterial; incluso las sociedades animales y no digamos los insectos tienen un orden social estricto y no por ello tiene que actuar lo inmaterial para generarlo o mantenerlo.
Ante este párrafo tengo dos consideraciones que hacer:
Abeja solitaria (Megachile) y social (Apis)
  • Comparar las sociedades humanas con las de los insectos es un paso en falso. El orden social humano está basado en un conjunto de normas morales que a lo largo del tiempo se ha mantenido bastante constante, excepto en lo relativo a la moral sexual (véase el apéndice de La abolición del hombre de C.S.Lewis). El de los insectos está programado en sus genes y en su sistema nervioso. Mientras en la especie humana es posible, y hasta frecuente, que uno o más miembros de la sociedad se rebelen contra una o más normas, o incluso intenten echar abajo todo el orden social, a los miembros de las sociedades de insectos les resulta imposible rebelarse. Dicho de otro modo, el hombre es consciente y libre, el insecto no. Cualquier comparación entre ellos está fuera de lugar, porque se basan en estructuras totalmente diferentes.
  • No sé si ha existido alguna vez, a lo largo de la historia, alguna sociedad basada en la increencia absoluta en lo inmaterial. Personalmente no conozco ninguna, aparte de intentos parciales recientes en países comunistas, como Camboya o Corea del Norte, cuyas consecuencias sociales están a la vista. Es verdad que nuestra sociedad parece estar moviéndose en esa dirección, aunque las encuestas señalan que el ateísmo teórico sigue siendo relativamente minoritario. Que yo sepa, estas sociedades sólo existen en la literatura distópica, cuyos dos representantes más conocidos son 1984 (Nineteen eight four) de George Orwell y Un mundo feliz (Brave New World) de Aldous Huxley.
Pitirim Sorokin
En su importante trabajo Sociedad, cultura y personalidad, el gran sociólogo ruso-estadounidense Pitirim Sorokin señaló que todo grupo social humano tiene una identidad que se plasma en un conjunto de significados, valores y normas. Veamos cómo lo dice:
Una vez nacido, el grupo organizado debe preservar su unidad a la vez que su identidad. Esto representa una tarea notablemente dificultosa y compleja. En primer término, el grupo debe conservar la identidad de su componente de significados, valores y normas... Los Estados Unidos de América, la Iglesia Católica, la Universidad de Harvard, la Federación Americana del Trabajo, difieren profundamente, ya en sus componentes, ya en sus interconexiones, de lo que eran al momento de iniciar su actividad. Lo mismo cabe afirmar de todo otro grupo organizado. De ahí el misterio del problema: cómo los grupos logran mantener su identidad no obstante las incesantes transformaciones dentro del propio grupo y en el ambiente que lo circunda.
Dicho de otro modo, la identidad de un grupo puede permanecer bastante estable aunque cambien algunos de sus valores y normas, siempre que mantengan otras componentes; por ejemplo, la población (algo así ocurrió cuando en Rusia se impuso el comunismo). Pero Sorokin añade:
No hay grupo que pueda permitirse el uso indiscriminado de cualquier objeto biofísico, o fenómeno, como un vehículo para sus significados, valores y normas... Si la devoción de un grupo hacia sus valores y sus héroes se expresa mediante objetos y acciones que ridiculizan, rebajan o menosprecian a aquellos, el resultado será la degradación de los valores y de los héroes, y, por ende, de la agrupación en sí misma.
Esto es lo que estamos viendo hoy en la Unión Europea, que está muy avanzada en ese camino de degradación social.
Lo que sí se puede afirmar es que el orden social de una sociedad materialista atea sería muy diferente del que ha regido nuestras sociedades en el pasado reciente o remoto. Como se niega la libertad y la responsabilidad humana, no tiene más remedio que apoyarse en una dictadura absoluta para controlar a sus miembros, y en tratar como enfermos a los que no acepten todas sus normas. Por otra parte, JI Gs tiene razón cuando dice que en una situación así
todo [orden social] que se impusiera seria artificial y cambiable, sin importar realmente cual. Incluso lo considerado mayor aberración no tendría fundamentalmente ninguna importancia, pues solo generaría reacciones químicas como cualquier otra en seres que realmente no se diferenciarían de cualquier elemento químico natural, sin dolor o sentimientos reales, solo aparentes o simulados.
Dicho de otro modo: en una sociedad regida por los axiomas del materialismo ateo no se destruiría totalmente el orden social, sino que se instauraría uno provisto de significados, valores y normas en cambio continuo a capricho de los gobernantes, que establecerían una dictadura absoluta no muy diferente de las que describen las dos famosas distopías del siglo XX. Otra cuestión es que un sistema así fuera capaz de mantenerse mucho tiempo, lo cual es muy dudoso.
Estoy de acuerdo con estas palabras de JI Gs.

Manuel Alfonseca

10 comentarios:

  1. (I)
    En primer lugar Sr. Alfonseca, le agradezco el trabajo y tiempo empleado para contestar algunas cuestiones planteadas en artículos previos.

    Observo en dicha contestación que persisten ciertos malentendidos:

    1) En absoluto comparo sociedades humanas y animales como parece desprenderse de su comentario y se puede comprobar en el artículo de referencia, sino que muestro ejemplos contra el supuesto de destrucción o imposibilidad del orden social bajo el supuesto de solo materialidad, lo que es totalmente diferente.

    2) Tampoco he argumentado la existencia de sociedades absolutamente increyentes, sino “fundamentalmente creyentes o no en lo inmaterial”. En el orden de “increyentes” se situaría p. e. nuestra sociedad actual, lo que no quiere decir que no existan personas creyentes y muchas, pero toda su actitud, modo de vida incluida su aspectos jurídicos, legales, políticos y de relación están vinculadas a lo material, incluso las que previamente se generaron desde puntos de vista inmateriales.

    3) El resto de tipos de sociedad tampoco han destruido su orden aún no teniendo en cuenta lo inmaterial, incluso más que probable es totalmente seguro que en los primeros albores de la evolución humana hacia la civilización, estas personas tuviesen miedo a fenómenos naturales, etc. pero no rigiesen sus costumbres y vida por ningún tipo de creencias inmateriales y mucho menos en un cuerpo organizado de creencias, sino por la ley del más fuerte o inteligente para conducirles, teniendo una clara estructuración social, sin la cual no habrían sobrevivido y nosotros no estaríamos aquí.
    ……

    ResponderEliminar
  2. (II)

    Un tema interesante es si una sociedad regida en exclusiva por valores materiales puede sobrevivir indefinidamente o al menos en el largo plazo.

    Esto es claramente imposible por razones que ya se dan o esbozan en este y el anterior artículo de referencia, a lo que podríamos añadir:

    1) No conservación de la tradición: En ese caso cada generación es plenamente consciente de que las normas que les rigen son obra de personas como ellos, ni mejores ni más inteligentes, pero sí con otros motivos e intereses distintos a los actuales, por lo que no existe motivo para mantener leyes o reglas sociales que “molesten” a las generaciones actuales, pudiendo todo el sistema de vida modificarse a placer de las generaciones sucesivas y en cualquier sentido.

    2) Por tanto no se conservarán saberes que se han probado eficaces durante generaciones, cambiando por otros caprichosos o más atractivos momentáneamente; esto sucede de modo casi inmediato, como estamos viendo en la actualidad con instituciones sociales totalmente probadas y eficaces como la familia, etc. soslayadas y minimizadas en la actualidad.

    3) Esto será generalizado a todo tipo de cuestiones, sociales, humanas, científicas, etc. que se mantendrán o no según conveniencias de cada época. Esto podría suceder indefinidamente si no existiese una “termodinámica social” que desgasta o “daña” de modo imparable a ese tipo de sociedad, pues todo conlleva un esfuerzo y por tanto un desgaste que debe ser repuesto por energía exterior o por producción de resultados en esa misma sociedad, que le será imposible de generar al destruir continuamente las bases antes creadas y desperdiciar ese trabajo ya realizado.

    4) Los materialistas, que no pensadores ni científicos como se creen, se auto-convencen de que su pensamiento “es el correcto”, pero por sus propias premisas no existe tal pensamiento correcto, pues en un mundo regido exclusivamente por la materialidad no existe acción ni “pensamiento” más importante que otro, solo reacciones químicas y un futuro frio y de extinción universal en que todo desaparecerá y nada de lo sucedido tendrá la menor importancia e incluso podríamos decir que realmente no ha sucedido.

    Hay que finalizar en algún momento. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que en este segundo comentario estamos más o menos de acuerdo. En cuanto al primero, como lo dedica a explicar su postura, tampoco tengo mucho que decir, aparte de lo ya dicho en mi artículo.

      Eliminar
  3. Hola contesto al artículo de mi amigo el Señor Alfonseca. Como siempre ha escrito un artículo esplendido. Estoy de acuerdo con él en el tema de los animales. Ellos nunca podrán rebelarse, porque su instinto les lleva a crear una sociedad así, carecen de la razón y del libre albedrío como nosotros. Como dice el Profesor Alfonseca es el ser humano la única que se ha preocupado de futuro de otras especies.
    El tema es muy interesante, si una sociedad atea podría pervivir, según Gibbons el imperio decayó por el cristianismo, pero es gracias al cristianismo que hoy sabemos que existió el Imperio Romano, porque fue quien conservo sus textos, y el imperio oriental, incluso más religioso que el occidental aguantaría 1100 años. A pesar de las persecuciones en países comunistas no se llego del todo a prohibir, aunque la vida era casi imposible, sólo hay un caso el de Albania, dónde si se prohibió la religión, y llego a ser el país más pobre de Europa. De todas formas no nos engañemos sistemas como el comunista atacan la fe, porque quieren implantar su propia fe de creer un paraíso en la tierra, que acaba degenerando en una oligarquía controlada por unos pocos en la que sufren los de siempre. El culto a Dios es sustituido por el culto al partido, y su líder. De hecho Marx, que era judío, criado en un colegio Jesuita, instituyó una ideología satánica y su doctrina es el fruto de todo ello. De hecho es una parodia del cristianismo. Igual que Belloc dijo del Islam en grandes herejías, también al comunismo lo podríamos considerar una herejía con un paraíso que sería realizado por la dictadura del proletariado, y patéticamente intentaron describir William Morris, y los escritores soviéticos feneciendo como describió Belloc en "El estado servil". No sabemos que hubiera pasado si hubiera triunfado el anarquismo, aunque esa es una ideología de muerte, y hubiera degenerado, sino con el suicidio de la población si con una especie de Darwinismo. Ilusoriamente algunos juegos como Assasins Credd, o las historias de Alan Moore tratan de reimplantarlo. En el caso de Moore haciendo trampas, y haciéndonos creer que la anarquía es una liberación contra dictaduras. Moore opta por la ucronía para describirnos el peor de los mundos posibles. Una Inglaterra con un gobierno fascista, porque Hitler ganó la guerra, y una América en la que Nixon que gano la guerra del Vietnam se perpetúa en el poder. Así que frente al peor de los mundos posibles nos vende las bondades de la anarquía describe el inicio y el triunfo de la revolución, pero se detiene ahí, quizá porque sabe que sería un fracaso, y porque Moore es un teórico, que jamás se atrevería a llevar a cabo lo que propone.

    ResponderEliminar
  4. Respecto a distopías anticomunistas yo creo, que deberíamos empezar por "La otra liga" de Ernest Bramah (el creado de Kai Lung, y del detective Max Carrados) "Nosotros" de Zamiatin, "El cero al infinito" de Arthur Koestler. Tenemos también "1985" de Anthony Burgess, "Los que vivimos" de Ayn Rand, "Animal en la Granja" de Orwell, a parte yo añadiría la recientemente leída "La hora 25" de Constantin Virgil Gheorgiu. Aunque el autor ya sabe mis preferencias por Benson, y Chesterton en cuestión de distopías.
    Corrijo un asunto lo que se da aquí es un estado aconfesional es decir, que no se favorece a ninguna religión, aunque se da un tratamiento favorable a la Iglesia Católica. Francia es un país laico, que no favorece a ninguna, pero no persigue a ninguna religión (de hecho Francia está renaciendo el interés por la religión en parte como reacción al fracaso de Mayo del 68, cada cierto tiempo hay un renacimiento religioso en ese país. El gendarme, que se sacrificó ofreciéndose como rehén se convirtió de adulto al catolicismo). El tema del rechazo a la religión se debe al aumento del indeferentismo religioso, y que las instituciones si bien no prohíben si excitan ataques contra la religión católica, sobre todo desde la izquierda, aunque cada vez es más difícil distinguir a una ideología de otra, porque la derecha lo que hace es conservar los logros de la revolución, y el nacionalismo se convierte en una religión que sustituye a la oficial. En los países dónde hay persecución son los comunistas, y religiones, que no toleran otros cultos particularmente países musulmanes, y ciertas ramas hinduístas muy violentas. También hubo casos de sacerdotes asesinados por oponerse al narcotráfico, y a regímenes populistas, como ocurre en México.
    Felicito al autor, y espero con gran interés su siguiente artículo.

    ResponderEliminar
  5. Buenas profesor. En el blog usted hizo un post sobre libros de ciencia ficcion que le gustaron, ¿Podria hacer uno sobre libros que leyó para estar al día en las ciencias?

    ¿Es cierto que la evolución teísta es una disonancia cognitiva?

    ¿Qué libro recomendaría sobre la evolución teísta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es difícil, porque más que libros de divulgación yo suelo leer directamente las noticias científicas, a veces en artículos, a veces en revistas de alta divulgación como Science News o Investigación y Ciencia.

      Le pongo algunos libros de divulgación que podrían interesarle:

      1. De Francisco José Soler Gil, "Mitología materialista de la ciencia" o "EL universo a debate".
      2. Míos: "El quinto nivel de la evolución", "El tiempo y el hombre", "¿Es compatible Dios con la ciencia?" y "Evolución biológica y evolución cultural en la historia de la vida y el hombre".

      El último quizá podría valer como respuesta a su última pregunta.

      Dice usted: "¿Es cierto que la evolución teísta es una disonancia cognitiva?"

      Para un ateo sí, claro, porque si Dios no existe, cualquier cosa que mencione a Dios tiene que serlo. Pero si no se admite ese punto de partida (que Dios no existe) no tiene por qué serlo. Aquí hay un artículo en mi blog que discute una situación parecida:
      Alucinaciones

      Eliminar
    2. Ya entiendo, muchas gracias.

      Eliminar
    3. La tesis de Marti concluye lo mismos cuando lee a Herbert Spencer concluye exactamente lo mismos; pero hace exactamente 134 años atrás:
      La Futura Esclavitud se llama este tratado de Herbert Spencer. Esa futura esclavitud, que a manera de ciudadano griego que contaba para poco con la gente baja, estudia Spencer, es el socialismo.
      .........
      De fijarse mucho en la parte, se le han viciado los ojos de manera que ya no abarca con facilidad natural el todo; por lo que, con tanto estudiar las armonías humanas, ha llegado como a perder interés, y fe, por consiguiente, en las más vastas y fundamentales de la Naturaleza. Y este aspecto le viene de su gran cordura y honradez; pues ve tanto que hacer en lo humano, que el estudio de lo extrahumano le parece cosa de lujo, lejana e infecunda, a que podrá entregarse el hombre cuando ya tenga conseguida su ventura; en lo que yerra, porque si no se les alimenta en la ardiente fe espiritual que el amor, conocimiento y contemplación de la Naturaleza originan, se vendrán los hombres a tierra, a pesar de todos los puntales con que los que refuerce la razón, como estatuas de polvo. Preocupar a los pueblos exclusivamente en su ventura y fines terrestres, es corromperlos, con la mejor intención de sanarlos. Los pueblos que no creen en la perpetuación y universal sentido, en el sacerdocio y glorioso ascenso de la vida humana, se desmigajan como un mendrugo roído de ratones.
      https://zoevaldes.net/2013/01/28/jose-marti-sobre-herbert-spencer-y-el-socialismo/
      ....
      Es increible la visión tan exacta que tenia Marti sobre algo que no se había probado y dado que yo lo vivi por fases, mas parecido a un guion humano, que comienza en el momento exacto y acaba en el momento adecuado; porque el que lo escribe tiene la licencia literaria de hacer de la trama lo que desea, tal Dios; cosa que no sigue e;l azar de una vida, si no es por pura casualidad como mi caso.
      http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/09/las-casas-culto-de-sandino-y-el-miedo.html
      81- Las Casas Culto de Sandino y el miedo de adorar a Dios públicamente.

      Eliminar
  6. Se los traduzco al vuelo, del español martiano al español de cubano de apie; dado que por eso a mi Marti no me apasiona leerlo, porque era muy abstracto (para eso esta ya la matemática) y para colmo de prosa, robusta, rebuscada y elitista donde las haya:
    .....
    Dice que de tanto Spencer aplicar el método científico, el razonamiento lógico, científico a la sociedad; como que se ha quedado ciego (porque se ha ido al otro extremo, porque los extemo se tocan cuando te alejas mucho, mucho del centro) y no ve ya la otra parte de las armonías humana que mantienen la sociedad equilibrad, las religiones, sus dioses.

    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/12/158-dios-existe.html

    Dice Marti que esta equivocado aquel que solo aplica la razón a la sociedad y no ve la necesidad de lo espiritual o de lo esotérico en ellas; porque al hacer eso se le priva (o se priva el mismo si nada le prohíbe hacerlo) al científico social de un herramienta que pareciera a primera inspección poco racional o poco importante para este caso, por lo es lógico o común pensar que puede ser postergada su inclusión en ese constructo intelectual que estas armando ese arquitecto social; pero que al final por subestimas ese elemento, esa herramienta social no materialista para estudiar o mejorar también el comportamiento y la relaciones de los hombres (imprescindible para el), la sociedad como por arte de magia un buen día delante de sus ojos se caerá por su propio peso (Increíble! como si lo hubiera vivido al igual que yo) o pasará a ser un desastre, que es lo mismo o peor, aunque no se escriba igual (solo sostenido por las armas, eso lo agrego yo).
    Para concluir diciendo, que estos líderes, estos falso profetas del ateísmo científico, desconocen que buenas intencione (sus intenciones) está empedrado el camino del infierno y por eso cuando despojan conscientemente (como los ratones a su comida después de estar hartos) a la persona de su parte espiritual natural, de su religiosidad particular, lo desalmas tanto, que es inevitable que todo lo demás no se venga abajo.

    ResponderEliminar